“La Modernización del Transporte Urbano y la Movilidad en las Principales Ciudades del País”.

Sede: Hotel Meliá, Reforma.

Fecha: 27, 28 y 29 de noviembre de 2008.

Con la participación de más de mil personas  de todo el país  funcionarios de diferentes dependencias federales, estatales, expertos en la materia y de especialistas en transporte de Brasil, Chile, Canadá y España,  se realizó el Congreso Nacional de Transporte, “La Modernización del Transporte Urbano y la Movilidad”, evento en el que  se conformó la Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad (AMTM).

Marcelo Ebrard Casaubon,  Jefe de Gobierno del Distrito Federal. Destacó la importancia de que la Ciudad de México cuente  con un nuevo modelo de movilidad y transporte, compatible con las nuevas tecnologías y competitivo frente a la opción del uso de vehículos particulares.

Por ello, dijo que la alternativa estratégica para la ciudad será construir un transporte público cada vez más eficiente respecto a otras formas de movilidad por lo que se comprometió a implementar un sistema de transporte público acorde con los avances  tecnológicos y de protección al medio ambiente, así como apoyar las condiciones económicas de la población,  por lo que reiteró su compromiso de impulsar  el  sistema de corredores de transporte, tipo Metrobús.

Dijo que sin lugar a dudas,  las conclusiones del congreso serían valiosas para su gobierno,  en el entendido de que  la  Ciudad de México, en el mediano plazo no va a poder sostener el actual modelo que tiene en esta materia.

Jesús Padilla Zenteno, Presidente de la Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad (AMTM), en su oportunidad, dijo que es «indispensable y urgente asumir la necesidad del cambio de esquemas agotados, la convicción de trabajar de manera conjunta y tener la claridad de que los usurarios, peatones y automovilistas, requieren que los servicios operen con una competencia sana y transparente para asegurar la calidad en la atención y la eficiencia con que deben ser tratados».

Por ello puntualizó que la AMTM debe impulsar en los próximos  ocho  o diez años no sólo un transporte moderno y masivo, sino también,  eficiente, de calidad, bajo costo y sustentable.

El encuentro, sin precedentes en nuestro país,  reunió a funcionarios de los tres niveles de gobierno, especialistas nacionales y extranjeros y a un importante número de transportistas, desde  quienes ya  conforman empresas, hasta los llamados “hombres-camión”.

El  Hotel Meliá, en la ciudad de México, fue el marco de la reunión  donde  se tocaron diferentes temas de gran trascendencia para el transporte del país:

Planificación de la vivienda y sus efectos en el transporte y la movilidad,

Fue uno de los temas que llamó fuertemente la atención por lo que significa el crecimiento acelerado de las ciudades.

Otros temas que tuvieron gran atención por parte de los participantes, fueron los relativos a los fondos de inversión  para la infraestructura del transporte urbano  y metropolitano, la importancia de la participación  de los gobiernos estatales y municipales en modernización del transporte urbano, y que se haga de manera coordinada.

Así también, fueron atendidas interés, las intervenciones que destacaron lo que significa la experiencia de las consultorías en el desarrollo de sistemas y corredores de transporte, así como la formación y la intervención académica para el desarrollo  del transporte urbano.

Además, participaron en coordinación del encuentro, la SEDESOL, SCT, SHCP, SEMARNAT, CONAE, UNAM; así como los gobiernos del Distrito Federal, Estado de México, Puebla, Nuevo León, Sinaloa; los gobiernos municipales de Mexicali, Ciudad Juárez y la empresa  CISA-Metrobús.

Los  participantes de América Latina, en particular, destacaron  que “el transporte público moderno debe mirarse con una visión integral, estratégica y moderna, donde se privilegie el servicio para recuperar a los usuarios que se inclinaron por la compra de vehículos particulares por la escasa calidad en el servicio”.

Emilio Merino Domínguez, presidente de la Red Latinoamericana de Cities for Movility.    Dijo que igual que en México en el resto de América Latina,  se  cayó en la tentación del fruto prohibido al  adquirir un auto propio, lo que  generó los problemas de movilidad en las grandes y medianas ciudades, sin excepción.

Este sentido recomendó a los transportistas de nuestro país,  un cambio de mentalidad y  en la percepción que se  tienen del servicio público para hacerlo más eficiente, cómodo, eficaz pero, sobre todo que sea un verdadero servicio.

Destacó que la evolución del proyecto debe cambiar del actual esquema transporte-servicio-usuario por uno desde el punto de vista del marketing como es el transporte-negocio-cliente donde también pueden tener cabida los gobiernos n o sólo emitiendo normas leyes, sino también en carácter de empresarios.

Sara Topelson de Grinberg, subsecretaria de Desarrollo Urbano y Ordenación del Territorio de SEDESOL. Senaló que una ciudad con un mejor sistema de movilidad será más productiva, afirmó, cuya fuerza de trabajo invertirá menos tiempo y recursos en el transporte público, lo que tiene un impacto positivo en términos de la competitividad y la calidad de vida en la ciudad.

César Cavalcanti, vicepresidente de la Asociación Nacional de Transporte Público de Brasil, ANTP. Destacó que los problemas del transporte generan problemas de salud, de segmentación urbana, de pérdida de patrimonio arquitectónico, y exigen intervenciones urgentes que conduzcan a la sociedad urbana a una nueva conciencia sobre la naturaleza de su movilidad en las ciudades. “Y esta movilidad se podrá atender de modo satisfactorio cuando podamos hacer más viable y proporcionar sistemas de transporte público eficientes, de buena calidad, de confiabilidad, que México todavía no posee”, puntualizó.

Pablo Rodríguez Olivares, Secretario Regional del Ministerio de Transportes de la República de Chile. Habló de la experiencia del Transantiago, un modelo moderno, que ha permitido  mejorar las condiciones de contaminación atmosférica en la capital chilena, además de cobrar el costo del viaje  con una tarjeta inteligente que sirve tanto para el Metro como para el autobús.

El transporte público moderno debe mirarse con una visión integral, estratégica y moderna, donde se privilegie el servicio para recuperar a los usuarios que se inclinaron por la compra de vehículos particulares por la escasa calidad en el servicio, es la conclusión a la que llegó la mayoría de participantes en el Congreso Nacional para la Modernización del Transporte Urbano y la Movilidad, en las principales ciudades del país.

Al finalizar la etapa de las mesas redondas y conferencias magistrales del Congreso, la mayoría de los ponentes destacó la necesidad de lograr un transporte público con un mejor servicio, mayor calidad, menores costos y, sobre todo, que por su viabilidad y modernización permita la movilidad en las medianas y grandes ciudades.

Benjamín Bouchardt, representante de la embajada de Francia y perito en proyectos de planeación de París. Dijo que la experiencia de impulsar el transporte público redundó en una disminución paulatina del transporte particular, toda vez que las cifras duras son las siguientes: En una vialidad se transportan al día un promedio de tres mil pasajeros diarios en transporte particular mientras que el transporte público moviliza cinco veces más, esto es 15 mil usuarios.

Expresó también que el transporte público es posible en buena medida gracias al subsidio que recibe del Estado y que asciende a la mitad de los costos de operación; sólo así es posible hacer frente al costo del boleto en Metro, por ejemplo, que solamente para la zona céntrica de Lyon asciende a 1.5 euros, unos 20 pesos mexicanos.

Dijo que las empresas de transporte son organismos mixtos de participación privada y pública que reciben subsidio y se les asigna presupuesto, pero que están obligadas a rendir cuentas y a mostrar eficiencia.

 Álvaro Porcuna, de España, dijo que se requiere de una planeación sostenida durante varios años, es decir, de una política pública que identifique problemas y necesidades y que no esté sujeta a presiones de ninguna especie. Se trata de un aspecto fundamental para el desarrollo del transporte.

El consenso sobre los problemas de la movilidad en las ciudades se encuentra, entre otros en: Parque vehicular obsoleto, inseguro y contaminante; Servicios sin calidady  Vialidades desgastadas. Marco administrativo y organizativo del transporte que muchas ocasiones ni resuelve los problemas ni ayuda a su mejoramiento, renovación y modernización y marco normativo muy rezagado.

Sobre este último aspecto, a nivel nacional se ha visto que los programas del transporte son más reactivos que enfocados a la modernización y el desarrollo. Asimismo, se ha tratado de organizar el transporte a través de encuestas origen-destino que sólo sirven para el momento (coyunturales) pero poco o nada aportan para el largo plazo.

Otro tema es que los esquemas financieros no están dando las facilidades que el transportista requiere y en buena medida se debe a que éstos no tienen una estructura jurídica sólida que los haga garantes de crédito.

La capacitación tampoco cumple con las normas técnicas internacionales y el que se capacita tampoco encuentra beneficios a su esfuerzo, por lo que esto se convierte en un círculo vicioso.

No pasa por alto el hecho de que los grandes centros urbanos y ciudades tienen más facilidades para realizar proyectos de amplia cobertura, sobre todo porque el mejoramiento del transporte tiene que ver con el mejoramiento del nivel de vida.

Claro que tampoco dejaron pasar los expertos que debe haber tarifas adecuadas que permitan la sostenibilidad y la sustentabilidad del transporte.

Visitas Guiadas.

Por último, distribuidos en varios grupos los participantes hicieron  dos recorridos, uno al patio norte del Corredor Insurgentes, para conocer las instalaciones de la empresa operadora del Metrobus, CISA, así como  el modelo de organización y cómo se lleva a cabo el mantenimiento de las unidades.

Otro grupo acudió al  llamado “tren de cercanías”, es decir el Tren Suburbano , mismos que  viajaron de las estaciones  Buenavista a Lechería, donde además de conocer el recorrido y el tren, se les explicó  la manera que funciona  en conjunto  este sistema de transporte.