México tendría vehículos eléctricos de transporte público, con una mayor inversión y acuerdos entre IP-autoridades

Panel Electromovilidad: energías limpias en el transporte.
Panel Electromovilidad: energías limpias en el transporte.
·         Analizan especialistas del sector público y la industria, la viabilidad de transportes limpios en el país
·         Refieren casos como el de China, donde se otorgaron incentivos para acelerar la transformación de sus sistemas de transporte
 
La electromovilidad ha tomado fuerza en diversas partes del mundo, actualmente muchas ciudades apuestan sus esfuerzos hacia esta tendencia global, y ya son hay miles los autobuses movidos por electricidad. Por ejemplo, en China hay 16 mil buses eléctricos; pero en México existen apenas entre 300 y 500 unidades de transporte público, por lo que, en relación con otras naciones, aún nos encontramos muy por debajo en el uso de este tipo de vehículos.
 
Ante los compromisos que ha firmado México por reducir las emisiones contaminantes hacia el 2030, Eduardo Olivares Lechuga, representante de la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), explicó que la electromovilidad es una solución a los problemas del aire y al cambio climático.
 
“Con la innovación tecnológica y el uso vehículos eléctricos, es posible alcanzar hasta un 3.5 por ciento en la meta de reducir contaminantes, si planteamos que en 2030 es posible alcanzar a incorporar el 15 a 20 por ciento de vehículos eléctricos de pasaje, esta cifra podría tenerse sin problema”, mencionó el funcionario durante su participación en el 10 Congreso Internacional de Transporte en el panel Electromovilidad: energías limpias en el transporte.
 
Al referirse a los casos de éxito, Olivares Lechuga mencionó a China, país que actualmente ocupa el líderazgo en circulación de autobuses eléctricos, donde se han establecido incentivos  para acelerar la transformación de sus sistemas de transporte y modos de moverse con estas tecnologías: “ellos tienen fuertes subsidios a nivel nacional para este tipo de vehículos, además de subsidios locales y en las municipalidades, medidas que han servido para impulsar una trasformación en tecnología y en política pública”.
 
Dijo que en México existe consenso sobre la idea de que la electromovilidad puede resolver muchos problemas ambientales, como la contaminación de las grandes urbes, además de los compromisos adoptados en el ámbito internacional, sobre reducir los gases de efecto invernadero.
 
Durante su participación en la misma mesa de análisis, Francisco García Osorio, director de Movilidad y Transporte de la Comisión para el Uso Eficiente de la Energía (Conuee), destacó la importancia de apostar por sistemas más amigables con el medio ambiente: “Las cosas tienen que cambiar, necesitamos invertir en incentivos por parte del gobierno y de la Industria automotriz, porque necesitamos que la tecnología esté al alcance de todos nosotros, necesitamos buscar vehículos híbridos”.
 
Actualmente, dijo, la movilidad a través de energía aún es muy cara en nuestro país, porque en naciones asiáticas, como China, han logrado evolucionar debido a que poseen la mano de obra y tecnología propia para sus vehículos. El problema es que no que siempre somos dueños de la tecnología, lo que nos representa altos costos, y esa es la diferencia de que los chinos se muevan tan rápido hacia la energía eléctrica, pues producen baterías y piezas, y tienen más de 100 empresas automotrices.
 
En consecuencia, explicó que antes de poder ver un vehículo eléctrico o híbrido con un costo accesible en México, es necesario superar el rezago que existe en la industria y las autoridades para tener capacidad de inversión y más empresas de este tipo en nuestro país.
 
Por su parte, Sergio Sánchez, director ejecutivo del Clear Air Institute, recordó el caso de la ciudad de Medellín, donde el pasado 3 de abril se puso en funcionamiento el primer bus biarticulado con tecnología totalmente eléctrica.
 
Todo cambio tiene necesariamente un proceso y el del transporte público no es la excepción, consideró el empresario durante su participación en el 10 Congreso Internacional de Transporte, donde recordó que el periodo de renovación en Colombia inicio en 2012, como parte de un esfuerzo de transportistas y empresarios hacia un desarrollo tecnológico.
 
Finalmente Alejandro Villegas, de la Comisión Ambiental de la Megalópolis, mencionó que es importante moverse  hacia la electromovilidad en el transporte público, pues el sector del transporte debe primero convertirse en empresas, además de capacitarse y renovarse, para poder recibir créditos para la adquisición de este tipo de vehículos.