Respetarán que autos obtengan calcomanía 0 sin sistema OBD

5555

La secretaria del Medio Ambiente de la Ciudad de México, Tanya Müller García, aseguró ayer que se respetarán las decisiones del Poder Judicial de la Federación para amparar a automovilistas de que obtengan el Holograma Cero, a pesar de no tener el sistema OBD, “aunque por ahora no es una sentencia definitiva para que se acate en todos los verificentros”,” destacó.

De igual forma, anunció un presupuesto de dos millones 400 mil pesos para el plan maestro de la remodelación de la Tercera Sección del Bosque de Chapultepec, por lo que llamó a entender la parte ambiental y saber que el sistema OBD, “no funciona únicamente en el momento de la verificación, sino que es un sistema que permite monitorear el funcionamiento del vehículo en sus trayectos”,” dijo.

Al anunciar el inicio del Plan Maestro, con lo que se dará paso a la rehabilitación de esa zona del Bosque de Chapultepec, explicó que esa remodelacion se pagará con recursos del Fideicomiso Pro Bosque, y analizan la utilidad de espacios como Atlantis, de 144 hectáreas de barrancas, 34 de zonas verdes con uso recreativo y 66 con equipamiento.

Anunció que el trabajo estará bajo la dirección del arquitecto Mario Schjetnan y un grupo interdisciplinario de científicos, especialistas y conservacionistas, quienes arrojarán un diagnóstico claro y propicio para trabajar en esta área, y permitirá marcar prioridades a partir del análisis de las condiciones y problemas.

“Se podrán definir acciones para el ordenamiento y rehabilitación del espacio, y restituir su equilibrio y valores ambiental y cultural”, comentó Müller García.

Recordó que el Bosque de Chapultepec en la actualidad, en sus tres Secciones, cuenta con una superficie de 686 hectáreas, siendo el bosque urbano público más antiguo y grande de América Latina.

Además, dijo, contiene en su interior un patrimonio invaluable de orden ambiental, cultural, histórico, arquitectónico, recreativo y social, pero también es un espacio milenario, ligado a la memoria e identidad de la Ciudad.

La Tercera Sección posee una superficie total de 243.90 hectáreas, de las cuales 178 corresponden a áreas verdes. Es una zona importante de preservación ecológica para especies de flora y fauna, y una fuente importante de beneficios ambientales para la CDMX, al ser un espacio de barrancas y recarga de acuíferos.

Finalmente, en 1992 fue decretada como Área Natural Protegida, en cuyo interior se encuentran varios espacios recreativos y culturales, tales como el Foro “Cri-Cri” y el parque “El Rollo”, recientemente recuperados; así como “Atlantis”.