Conectividad eficiente, seguridad para los pasajeros que viajen desde la Ciudad de México por una de las zonas con mayor índice de asaltos al transporte público, prevenir las inundaciones y percances, así como el cierre de vías por causas sociales, son los principales retos que deberán afrontar los gobiernos Federal, de la Ciudad de México y del Estado de México para que los usuarios del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) puedan abordar los vuelos que los llevarán a sus diversos destinos.


Así lo señaló el presidente de la Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad (AMTM), Nicolás Rosales Pallares, sobre la reciente inauguración del nuevo aeropuerto, que al momento muestra diversas expectativas de traslado por parte del Mexibús y el Tren Suburbano.
Rosales Pallares explicó que, en primer lugar, el AIFA está a 45 kilómetros de la Ciudad de México, sin ninguna infraestructura eficiente de transporte público en esa zona, lo que implica un gran reto.

Asimismo, agregó, se está ampliando la carretera México-Pachuca, pero en la salida de Indios Verdes en época de lluvias se generan importantes inundaciones, lo cual constituye otro reto para el transporte público hacia la zona del AIFA.
Además, también en esa zona son frecuentes los cierres de vialidades por parte de diversos grupos sociales o políticos, lo que implica grandes congestionamientos, por lo que las autoridades correspondientes deberán garantizar que la vía México-Pachuca no sea objeto de este tipo de tomas de carretera, en virtud de que tendrá un papel importante para la comunicación al nuevo AIFA.

“Hay un grupo de empresarios transportistas interesados en prestar el servicio, pero dependerá primero de la demanda que haya para ir a aquel lugar, así como de la infraestructura prevista, que tendrá un impacto también negativo, tanto en la contaminación ambiental como en los riesgos de siniestralidad”, indicó el presidente de la AMTM.
Al momento, dijo Rosales Pallares, los costos de traslados mediante la aplicación de autos particulares o de Uber va de 150 hasta mil 500 pesos, aunque se habla de que llegará el servicio del Mexibús a esa zona del Estado de México, y se implementará una importante ampliación del Tren Suburbano, que actualmente está en proceso de construcción.
En suma, dijo, se trata de un tema que implica grandes desafíos de movilidad e infraestructura, así como garantía por parte de las autoridades correspondientes para la seguridad de tránsito y seguridad personal en el transporte público.

Finalmente, el presidente de la AMTM precisó que temas como la problemática descrita para que los usuarios puedan acceder al nuevo AIFA, serán abordados en el próximo 13 Congreso Internacional de Transporte (13 CIT), que se llevará a cabo los días 27 y 28 de abril, en un formato digital, donde los participantes harán interesantes propuestas a temas de conectividad e infraestructura para el transporte público.

Pin It on Pinterest